Imprimir

Marisa Paredes, Goya de Honor 2018

La actriz madrileña recibirá el galardón por una sólida y prolongada trayectoria en la cinematografía

La Junta Directiva de la Academia de Cine, en su sesión de esta mañana, ha acordado reconocer a Marisa Paredes con el Goya de Honor 2018, galardón que recibirá por "una prolífica y prolongada carrera, trayectoria que mantiene con absoluto vigor, apostando en numerosos trabajos por proyectos cinematográficos nacionales e internacionales definidos por el riesgo y el prestigio".



En declaraciones a la Academia de Cine tras conocer la noticia desde Lyon, donde acude estos días al Festival Lumière, ha afirmado sentirse "conmovida. La Academia es importantisíma para el cine español y una se siente muy querida con este honor". La actriz ha sentido primeramente "sorpresa, pero ha venido seguida de una gran emoción. Siento que es como un sueño, es algo que no se espera y cuando llegue a Madrid me preguntaré si realmente es cierto, porque esto es algo que se escapa a la propia realidad". Aunque lleva casi seis décadas desempeñando este oficio, Paredes no le da importancia al hecho de tener una carrera tan dilatada –"Hay mucha gente que ha hecho lo mismo que yo y ha tenido menos suerte"–.

Nacida en Madrid, Paredes inició sus estudios en el Conservatorio y en la Escuela de Arte Dramático de esta ciudad. Su vocación temprana la haría debutar en el cine con tan solo 14 años de la mano de José Osuna en Esta noche tampoco y José María Forqué en 091 Policía al habla. Le seguiría una intensa actividad dramática, tanto en la escena como en la televisión, donde representó personajes ideados por Ibsen, Shakespeare, Chejov o Neville en los reconocidos Estudio 1.

Sus primeros papeles en cine fueron en roles secundarios y principalmente en comedias. Carola de día, Carola de noche, de Jaime de Armiñán; La revoltosa, de Juan de Orduña; y El perro, de Antonio Isasi-Isasmendi, fueron algunos de los títulos en los que participó en la década de los sesenta y setenta.

Comienza la década de los ochenta participando en Ópera prima, de Fernando Trueba, y Sus años dorados, de Emillio Martínez Lázaro; a las que seguiría su primer trabajo con Pedro Almodóvar, Entre tinieblas. Ya en los noventa pasó a ser actriz fetiche del realizador manchego, con el que volvió a trabajar en Tacones lejanos, La flor de mi secreto, Todo sobre mi madre y La piel que habito.
Tras participar en el primer largometraje de Fernando Trueba, también lo haría en las primeras obras de otros destacados nombres del cine español, como Agustí Villaronga (Tras el cristal) y Felipe Vega (Mientras haya luz). Al mismo tiempo continúa trabajando en los escenarios, con grandes de la escena como Lluís Pasqual.

Habitual del cine europeo, ha trabajado con realizadores como Amos Gitai (Golem, l'esprit de l' exil), Daniel Schmid (Hors saison), Philipe Lioret (En tránsito), Raoul Ruiz (Tres vidas y una sola muerte, donde comparte plantel con Marcello Mastroianni), Roberto Benigni (La vida es bella), Alain Tanner (Jonás y Lila), Maria Sole Tognazzi (L'uomo che ama), Cristina Comencini (Mi familia italiana), Manoel de Oliveira (Espelho mágico)...
Su amplia filmografía, de más de 75 películas, se completa con largometrajes como Profundo carmesíEl coronel no tiene quien le escriba, de Arturo Ripstein; El espinazo del diablo, de Guillermo del Toro; Frío sol de invierno, de Pablo Malo; y El dios de madera, de Vicente Molina Foix, entre otros. Actualmente tiene pendiente de estreno Petra, de Jaime Rosales, filme que tiene previsto su estreno en 2018.

Presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España entre 2000 y 2003, ha recibido numerosos galardones, como el Premio Nacional de Cinematografía, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes o la Gran Medalla Vermeil de la Villa de París, así como premios cinematográficos en certámenes internacionales como el de Karlovy Vary, Taormina, Gijón o Málaga. En los próximos días recibirá la Espiga de Honor de la Seminci en su 62 edición.


 

Imprimir

Isabel Coixet inaugurará la 62ª edición de SEMINCI el próximo 21 de octubre

La edición número 62 de la Semana Internacional de Cine de Valladolid se inaugurará el próximo 21 de octubre con el largometraje de Isabel Coixet titulado 'The Bookshop' ('La Librería'). La película, de coproducción española-británica, está protagonizada por Emily Mortimer ('Shutter Island', 'La invención de Hugo'), Bill Nighy ('Piratas del caribe, la venganza de Salazar', 'Los misteriosos asesinatos de Limehouse') y Patricia Clarkson ('El corredor del laberinto: Las pruebas', 'El retrato de April'). Se trata de una adaptación al cine de la novela homónima de Penelope Fitzgerald. 

Por otra parte Islandia será el país protagonista de la SEMINCI de este año. Se va a realizar una retrospectiva del cine islandés, de la mano de Icelandic Film Centre. El ciclo que se dedicará a este país estará formado por 17 largometrajes.

Además en esta nueva edición se rendirá homenaje a la influencia de la Escuela de Barcelona por su 50 aniversario. Habrá un ciclo de 15 películas muy representativas del movimiento cinematográfico catalán surgido en los años 60.

Novedades

En esta 62ª edición hay novedades respecto a años anteriores. La primera es que la Denominación de Origen Rueda dotará de 6.000 euros el Premio al Mejor Director de la Sección Oficial. Hay que resaltar también un proyecto innovador y potente, el'Live cinema'. Se trata de unas proyecciones en las que se mezclará, imágenes y música, en directo. Esta iniciativa, exitosa ya en otros festivales, muestra una relación entre el cine, el arte contemporáneo y las vanguardias cinematográficas.

El ciclo 'Supernovas', otra de las novedades, mostrará en la SEMINCI los trabajos de directoras jóvenes que han conseguido situarse en el primer plano de la cinematografía actual.

La sección Tiempo de Historia reunirá este año 15 documentales internacionales —13 en competición y dos fuera de concurso—, que abordan desde diferentes perspectivas cuestiones ligadas a la actualidad, como el drama de los refugiados o la guerra en Siria, la violencia en México o el régimen de Corea del Norte. El documental español estará presente con tres producciones, mientras las otras doce proceden de cinematografías de EE UU, Holanda, Finlandia, Alemania, Catar, Noruega, Líbano o México, entre otros países.

Tambien estan programados 14 largometrajes en la sección Punto de Encuentro, la muestra paralela de carácter competitivo que reúne primeros o segundos films de ficción que posean un especial relieve por su valía temática o estilística.

En esta ocasión, los films seleccionados proceden de muy diversos países –Túnez, Lituania, Argentina, Brasil, México, República Checa, Israel o Canadá- y reflejan, en muchos casos, la infancia y adolescencia golpeada por circunstancias del entorno familiar y social, así como otras cuestiones, como la inmigración o el desempleo.

Las películas que participan en esta sección, nueve óperas primas y dos segundas películas, aspiran al Premio al Mejor Largometraje, dotado con 15.000 euros para el director del  film ganador. En próximas fechas, se anunciarán nuevos títulos que completarán la selección de Punto de Encuentro.

 
Imprimir

“EL ÁRBOL DE LA SANGRE”, COMIENZA EL RODAJE DE LA NUEVA PELÍCULA DE JULIO MÉDEM

Hoy ha comenzado el rodaje de “El árbol de la sangre“, la nueva película del director Julio Médem, del que todos esperamos que vuelva a ofrecernos su mejor cine. En su coral reparto destacan Úrsula Corberó, Najwa Ninri, Marta Etura, Daniel Grao, José María Pou, Álvaro Cervantes, Alberto Ammann, Ángela Molina, Joaquín Furriel, Luisa Gavasa, Patricia López Arnaiz, María Molins y Emilio Gutiérrez Caba.

Esta coproducción entre España (Arcadia Motion Pictures) y Francia (Noodles Production) llegará a los cines el año próximo bajo distribución de Diamond Films. Su BSO estará compuesta por Lucas Vidal (“Palmeras en la nieve”).

Sinopsis:

Marc (Álvaro Cervantes) y Rebeca (Úrsula Corberó) son una joven pareja que viaja hasta un antiguo caserío que perteneció a su familia. Allí escribirán la historia común de sus raíces familiares, creando un gran árbol genealógico donde se cobijan relaciones de amor, desamor, sexo, locura, celos, infidelidades… y bajo el que también yace una historia repleta de secretos.

Imprimir

‘Morir’: la versión más cruda de la enfermedad y el amor

El director de ‘La herida’ (2013) adapta con libertad una novela de Arthur Schnitzler sobre una pareja que hace frente a la enfermedad terminal.


Marian Álvarez y Andrés Gertrudix protagonizan Morir.
 

Ya desde su título, tomado de la novela de Arthur Schnitzler en la que se inspira con suma libertad, Morir se presenta como un salto al vacío, como una película sin miedo (aunque en ella se hable mucho, de manera silenciosa, del miedo) que se busca a sí misma sin hacer concesiones. Sin hacer concesiones ni al espectador ni a los personajes, una pareja joven que hace frente a la enfermedad terminal de uno de los dos. El segundo largometraje como director (y coguionista) de Fernando Franco es duro y dolorosamente triste. No hay en él alivio ni consuelo, no hay espacios donde pararse a coger aire o esconderse para estallar emocionalmente.

El director de La herida (2013) expone la degradación de esa pareja, puesta a prueba por la vida de forma precoz y de la manera más cruel, con una claridad (pese a la ausencia de luz) y un naturalismo difíciles de soportar. Ahí está la principal virtud de la película. Pero ahí está también, como siempre que se corren riesgos, lo que le impide elevarse del todo.

Es imposible no admirar el arrojo de Fernando Franco y de los actores que encarnan a Marta (Marian Álvarez) y Luis (Andrés Gertrúdix), personajes de los que apenas sabemos nada, a los que vemos desvanecerse de maneras distintas (la muerte de Luis, la muerte en vida de Marta, la muerte prematura e injusta del amor que se tienen) sin poder hacer nada. Ni tan solo llorarles, porque Morir no genera tanto emociones inmediatas como una tremenda desazón que te acompaña mientras la ves y también una vez ha acabado. 

Es imposible no apreciar el riesgo de la propuesta. No porque directores y actores hayan huido con firmeza de las decisiones que suelen enturbiar este tipo de relatos, como los excesos sentimentales, la tendencia a lo escabroso, una aproximación casi mística a los conceptos vida y muerte o la apertura forzada a la esperanza, material delicado que suele usarse con muy poca suerte en el cine contemporáneo. Ni siquiera porque director, actor y productores hayan alzado la película que han querido, indiscutiblemente difícil, en tiempos de un cine domesticado que piensa más en su futuro en taquilla que en expresarse de manera honesta.

El verdadero riesgo de Morir (también la razón por la que es imposible no apreciarla incluso cuando no quieres volver a verla por su aspereza, por su dureza) que debe ser subrayado es el que han corrido director y actores al entregarse sin reservas, sin miedo y con una complicidad fuera de lo común (un filme como Morir solo puede partir de una visión totalmente compartida del relato y de su intimidad) a una película que no tiene ni asideros, ni zonas de confort, ni compensaciones inmediatas.

Alzada sobre la imponente interpretación de Marian Álvarez y Andrés Gertrúdix, la película muestra de forma realista la degradación de una pareja puesta a prueba por la enfermedad

Alzada sobre la imponente interpretación de Marian Álvarez y Andrés Gertrúdix, la película de Fernando Franco muestra de forma extremadamente realista la degradación de una relación de pareja puesta a prueba por la enfermedad. Lo hace con un realismo difícil de asimilar (al final, las desgracias en el cine son más fáciles de digerir cuando se exageran que cuando, como aquí, se muestran como son), sin emociones evidentes (están ahí, pero el dolor las tiene sepultadas), sin reflexiones domesticadas sobre vida, muerte, enfermedad o culpa, sin un manto poético, sin abrir las ventanas para que entre un poco de luz. Morir es un ejercicio frontal ejecutado con una lucidez admirable y despojado de los vicios del drama en torno a la pérdida. Le falta, eso sí, algo que la haga realmente trascender, que se imponga a sus muchos valores objetivos y deje en el espectador una huella (o una herida) todavía más intensa.


 

Fte:  Español

Imprimir

Las productoras madrileñas participaron en 108 títulos de los estrenados en 2016

Del 28 al 30 de septiembre, el Círculo de Bellas Artes de Madrid acoge la tercera Ventana del Cine Madrileño

Tras el éxito cosechado por su primera edición en 2015, con Suecia y Colombia como invitados, y la consolidación en su segundo año con México y Rumanía, se abre de nuevo en 2017 la Ventana del Cine Madrileño, una iniciativa de apoyo al sector cinematográfico organizada por AMA (Asociación Madrileña Audiovisual) y la Comunidad de Madrid. El objetivo principal de este encuentro es la creación un marco anual de impulso a la colaboración y a la coproducción de largometrajes con empresas y profesionales de otras áreas geográficas. En esta tercera edición, los invitados son Chile y Alemania.

Del 28 al 30 de septiembre, el Círculo de Bellas Artes de Madrid acogerá tres jornadas de actividades con el foro de coproducciones como elemento central, compuesto este año por hasta 24 proyectos de largometraje y destinado a propiciar el encuentro de productores madrileños con sus homólogos chilenos y alemanes para la puesta en común de potenciales coproducciones.

La Comunidad de Madrid cuenta con el porcentaje más elevado de empresas de producción audiovisual del territorio nacional con más de 1.500 compañías. Una industria que representa aproximadamente el 4% del PIB regional y más de un 60% de la producción anual de cine español, generando además un importante impacto económico para el lugar donde se realizan las producciones audiovisuales, donde repercute aproximadamente el 30% del presupuesto de la filmación.

El programa de esta tercera Ventana del Cine Madrileño se completa con las diferentes actividades abiertas tanto a los participantes como al público en general: sesiones de pitching, actividades de networking, coloquios, mesas redondas… Destacan este año las dedicadas a las fuentes de financiación nacional e internacional, el análisis de casos de éxito de coproducción entre los países participantes o la importancia creciente y ya consolidada en nuestra industria de la realidad virtual. La inscripción para todas ellas se encuentra abierta hasta el 26 de septiembre y en los próximos días se darán a conocer a los ponentes confirmados para cada una de estas actividades.

En paralelo a los encuentros de coproducción y el resto actividades complementarias, una delegación de localizadores internacionales formada los estadounidenses Anna Coats (‘Fast and Furious 8’, ‘Los juegos del hambre’, ‘The Offic’e), Brian O’Neill (‘El Renacido’, ‘Dunkerke’, ‘C.S.I. Miami’) y Peter Gluck (‘X-Men’, 0Misión Imposible’, ‘Star Trek’), el alemán Klaus Darrelmann (‘El puente de los espías’, ‘El gran hotel Budapest’, ‘Ghost in the Shell’) y el chileno Horacio Donoso (‘Neruda’, ‘El brindi’s) visitará diversos escenarios de la Comunidad de Madrid con el objetivo de ampliar los rodajes internacionales de primer nivel en la región.

Junto a ellos, los españoles Pedro “Tate” Aráez (‘Juego de Tronos’, ‘Exodus, Dioses y reys’, ‘Star Wars’), Félix Rosell (‘Muere otro día’, ‘Los fantasmas de Goya’, ‘El ultimátum de Bourne’, ‘Tomorrowland’) y Jaime Maellas (‘Lo imposible’, ‘Fin’, ‘Crematorio’) participarán en la mesa redonda “El mundo delante de la cámara: el valor de las localizaciones en el ámbito de la coproducción” el viernes 29 a las 18 horas en el Círculo de Bellas Artes. La Ventana del Cine Madrileño busca así abrir un futuro a posibles alianzas, ampliar la difusión del cine producido desde Madrid y atraer la inversión extranjera a través del impulso de rodajes en la Comunidad de Madrid.

La III Ventana del Cine Madrileño servirá también de importante marco de difusión para la publicación MADRID CINEMA, el primer y único catálogo de películas producidas por empresas madrileñas. Una publicación digital de carácter anual que comenzó en 2014 y que supone una valiosa herramienta más para la difusión y promoción del cine hecho desde Madrid.

MADRID CINEMA 2016, al igual que la anterior edición, se encuentra alojado públicamente para su consulta enla web de AMA e incluye los hasta 108 títulos estrenados el pasado año que contaron con la participación de empresas madrileñas en su producción.De ellos, 67 corresponden a ficciones, 39 a documentales y 2 a películas de animación. Entre la ficción, el género mayoritario ha sido el drama (25), seguido del thriller (17) y la comedia (15). Entre los documentales, el principal género ha sido el político (13), por delante del musical (8), social (7), cultural y artístico (6), histórico (5) y naturaleza (1).

En cuanto a su difusión y relevancia, estos 108 títulos que conforman MADRID CINEMA 2016 incluyen la práctica totalidad del cine de referencia,
 tanto a nivel comercial como artístico, realizado y distribuido en nuestro país. Entre otras, se encuentran las películas más premiadas en la última edición de los Goya, tanto en ficción (‘Un monstruo viene a verme’, ‘Tarde para la ira’), como en documental (‘Frágil equilibrio’). Todos los premios de interpretación, en las distintas categorías, fueron también a parar a películas producidas o coproducidas por empresas madrileñas (‘Que dios nos perdone’, ‘Julieta’, ‘El hombre de las mil caras’, ‘La próxima piel’ y ‘Tarde para la ira’).

Fte: audiovisual 451

8madrid TV  es el primer canal de cine español en la Comunidad de Madrid

8madrid TV en Redes Sociales