Imprimir

Nacho Vigalondo se une al éxito español en el Festival de Austin (Texas) con "Open Windows"

A lo largo de esta semana os hemos contado cómo los directores españoles están triunfando en el festival de cine, música y tecnología South by Southwest (SXSW) de Austin, Texas. Primero fue J.A BAyona con el estreno del primer capitulo de su serie de TV "Penny dreadful" quien cautivó a la crítica. Después, Emilio Aragón con su última película, "Una noche en el viejo mexico" fue quien recibió obaciones por su trabajo. Ahora es el cirector cántabro Nacho Vigalondo quien ha triunfado con su película "Open Windows" en las cuatro proyecciones que ha ofrecido.

"Open Windows", un thriller de ambiente tecnológico protagonizado por Elijah Wood y Sasha Grey, rodado en parte en esta ciudad fetiche para el cineasta desde sus inicios.
 
"Open Windows", la primera película del creador cántabro rodada íntegramente en inglés, lleva a la gran pantalla "la tentación a la que nos vemos sometidos todos si, de repente, una voz siniestra desde Internet nos lanza un 'software' que nos deja colar en el teléfono de la actriz que deseemos", explicó a Efe Vigalondo.
 
Aparte del espectador, quien está invitado al juego de observar sin ser visto es Nick Chambers (Elijah Wood), al que ofrecen espiar durante toda una noche a Jill Goddard (Sasha Grey), la actriz favorita de él y de dos tercios de mundo.
 
Vigalondo juega con una tentación plausible. "Internet constantemente está poniendo a prueba nuestra moral y, de esa tentación, es de donde arranca la película y después enloquece y enloquece", subraya."Es fantasía absoluta -tranquiliza el director-. El sistema operativo en nuestro ordenador ficticio no tiene nada que ver con algo existente e incluso muchas de las herramientas que el personaje utiliza son absoluta ciencia ficción".
 
El mundo de pantallas, pestañas y 'clicks' en el que se desarrolla la acción convirtió la posproducción en "una odisea"."No sólo porque sea por ordenador, sino porque es a tiempo real, no hay un solo corte de cámara y la cámara va constantemente de un lado a otra de la ventana", argumenta el director y guionista del film. 
 
Justamente, la película suma unas siete horas de vídeo que se concentran en los 100 minutos que dura la cinta, con lo que hay en todo momento superposiciones de imágenes en un mismo plano.
 
En Austin, fue un éxito la primera de las cuatro proyecciones enmarcadas en el festival de cine, música y tecnología South by Southwest (SXSW), un certamen profesional que reúne a los principales representantes, cazatalentos y expertos de la industria cultural estadounidense.
 
El largometraje, de capital español y que se estrenará en su país de origen el próximo 7 de julio, se rodó en parte en unos estudios de esta ciudad texana, con una vibrante actividad cultural y una pujante industria tecnológica.