El director fue el único cineasta español que se adhirió a los postulados artísticos del Dogma 95 -movimiento fílmico vanguardista iniciado en 1995 por los directores daneses Lars von Trier y Thomas Vinterberg-. Para este nuevo trabajo también se ha servido de algunos de sus preceptos, cumpliendo a rajatabla el siguiente decálogo elaborado por él mismo y que, según ha declarado, lo registró como propiedad intelectual en 2015:

  • El guión es una guía y no una Biblia a seguir
  • La trama invita a la reflexión
  • Se incluye algo nuevo cada semana
  • El estilo es personal
  • Se vive el rodaje en su totalidad sin ningún tipo de distracción externa
  • Se prima lo artístico sobre lo comercial
  • Se incorporan obras artísticas de otros autores
  • Se utilizan actores profesionales y no profesionales.

Protagoniza el propio Pinzás junto a Elke Krüger, Katherine Sorel y María Villar.

Julián Pintos inicia un viaje en el que retorna a Europa, perseguido por la misteriosa Máscara de Plata, en un universo onírico en el que se combina el drama, el género fantástico y el thriller psicológico.

Os dejamos el tráiler:




Fte: blog de cine español